Bailar en pareja es soñar con los pies… es expresar emociones con cada parte de nuestro cuerpo, es iniciar un diálogo en el que sobran las palabras, es volar desde un abrazo y para conseguirlo «solo» se requiere sensibilidad, empatía y pasión por la belleza.

Texto de Escuela de Baile